Intolerancia a la lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

tratamiento de intolerancia a los productos lácteosLa intolerancia hacia las lactosas se produce cuando el cuerpo no puede digerir fácilmente la lactosa, que es un tipo de azúcar natural que se encuentra en la leche y en los alimentos lácteos. Esto no es lo mismo que una alergia alimentaria a la leche.

Algunas personas que tienen esta intolerancia no pueden digerir los productos lácteos, como la leche. Mientras que otros pueden comer o beber pequeñas cantidades de productos lácteos o ciertos tipos de alimentos lácteos sin problemas.

La intolerancia a los productos con lactosa es más común en los adultos. Dependiendo de la razón por la cual el cuerpo no produce suficiente lactasa, esta intolerancia puede ser temporal o permanente. La mayoría de los casos  son hereditarios y permanentes cuando se trata de un adulto que ha desarrollado esta enfermedad, sin embargo en el caso de los niños pequeños a menudo les causa una infección en el aparato digestivo y suele durar únicamente un par de semanas.

Un gran reto para las personas que son intolerantes a la lactosa es aprender a comer para evitar molestias y para obtener suficiente calcio para tener huesos más saludables.

El cuerpo digiere la lactosa usando una enzima llamada lactasa para descomponer la lactosa en dos azúcares llamados glucosa y galactosa, que luego pueden ser absorbidos fácilmente en el torrente sanguíneo.

Las personas con intolerancia hacia las lactosas no producen suficiente lactasa (enzima), lo que lleva a la producción de más gases de lo habitual, que causan los síntomas asociados con la intolerancia a los lácteos.

-La deficiencia de lactasa. En las personas que tienen una deficiencia de lactasa, el intestino delgado produce niveles bajos de lactasa y no le permite digerir la cantidad de lactosa necesaria.

-Malabsorción de lactosa. La deficiencia de lactasa puede causar malabsorción de lactosa. En esta malabsorción, la lactosa no digerida pasa al colon. El colon, absorbe el agua de las heces y las cambia de líquido a sólido. En el colon, las bacterias que descomponen la lactosa no digerida crean líquidos y gases. No todas las personas con deficiencia de lactasa y mala absorción de lactosa tienen los mismos síntomas digestivos.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a todo lo que contenga lactosa?

Los síntomas de la intolerancia pueden ser leves o severos, dependiendo de la cantidad de lactasa que produzca su cuerpo. Los síntomas generalmente comienzan a la media hora o par de horas después de comer o beber productos lácteos. Si usted tiene intolerancia hacia la lactosa, los síntomas pueden incluir:

  • Distensión abdominal.
  • Dolor o calambres musculares.
  • Retumbando sonidos en el vientre.
  • Gases.
  • Heces o diarrea líquida.
  • Vómitos.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a los productos con lactosa?

test y diagnostico alergenos a la lactosaSu médico puede sospechar que existe una intolerancia basándose en sus síntomas (la diarrea es el más común de esta enfermedad) y su historial médico analizando el consumo de alimentos incluidos en su dieta que afectan a salud diaria. Su médico puede confirmar el diagnóstico mediante la realización de una o más de las siguientes pruebas:

Prueba de tolerancia a la lactosa. Esta prueba mide la reacción de su cuerpo a un líquido que contiene altos niveles de lactosa. Dos horas después de beber el líquido, se le somete a un análisis de sangre para medir la cantidad de glucosa que hay en el torrente sanguíneo.  Puedes hacer el test desde aquí.

Test de Hidrógeno espirado. Es una forma sencilla y útil de determinar si puede ser intolerante a la lactosa. Esta prueba también requiere de beber un líquido que contiene altos niveles de lactosa.

Prueba de acidez. Para los bebés y los niños que no pueden someterse a otras pruebas, se puede utilizar una prueba de acidez en las heces. La fermentación de la lactosa no digerida crea el ácido láctico y otros ácidos que pueden ser detectados en una muestra de heces.

Biopsia del intestino delgado

Como una biopsia del intestino delgado es un procedimiento quirúrgico invasivo, rara vez se utiliza para diagnosticar la intolerancia a la lactosa. Sin embargo, se puede llevar a cabo para ver si sus síntomas son causados ​​por otra condición, como la enfermedad celíaca.

Algunos productos que te ayudarán:

PRIMA Home Test Intolerancia Alimentaria (64 alimentos)
  • 64 ALIMENTOS
  • Para detectar la presencia de intolerancias a determinados alimentos
  • Rapido
  • Simple
  • Fiable
PRIMA Home Test Intolerancia Alimentaria (120 alimentos + 15 aditivos)
  • 120 ALIMENTOS+ADITIVOS TESTEADOS
  • Para detectar la presencia de intolerancias a determinados alimentos
  • Rapido
  • Simple
  • Fiable
PRIMA Home Test Alergia (Prueba IGE)
  • Para verificar la presencia de una alergia (controla los niveles de lgE en el cuerpo)
  • Por todas las veces que se advierten los principales síntomas de alergia
  • Rapido: resultados en 10 minutos
  • Simple y Fiable
Rebajas
Rebajas
Recetas sabrosas para alergias e intolerancias alimentarias (Cocina & salud)
  • Friedrich Bohlmann
  • Editorial Hispano Europea, S.A.
  • Edición no. 1 (03/01/2010)
  • Tapa blanda: 128 páginas
Rebajas
La Vida Láctea. La Guía Práctica Sobre La Intolerancia A La Lactosa
  • Oriol Sans Farell
  • Amat
  • Edición no. 1 (02/11/2015)
  • Tapa blanda: 144 páginas
Rebajas
Postres Sin Lactosa (Cocina)
  • Juanjo Fernández
  • LIBROS CÚPULA
  • Tapa blanda: 224 páginas

¿Cómo se cura la intolerancia a los lácteos?

No hay cura para la intolerancia a los productos con lactosa, pero se debe limitar su consumo en su dieta de alimentos y bebidas (sobre todo la leche) que contienen lactosa por lo general le ayudará a controlar los síntomas que provocan este tipo de enfermedades y ayudan a mejorar su salud.

Este tipo de enfermedades atacan directamente al intestino provocando diarrea como síntoma más característico que afecta a su salud. Si tiene diarrea frecuente, no dude en acudir al especialista que no sólo le ayudará a diagnosticar estas enfermedades, sino también le ayudará a seguir una dieta que le servirá en el día a día de su vida.

Dependiendo de lo que los productos lácteos que sean capaces de comer/tolerar, también puede requerir suplementos de calcio y vitamina D adicionales para mantener sus huesos fuertes y sanos. En algunos casos, su médico de cabecera lo puede canalizar con un dietista para que le aconseje sobre qué tipo de dieta es más adecuada seguir.

Hay determinados tipos de leche que son más fáciles de digerir y benefician su salud, como son la leche de cabra, la leche de soya, la leche de vaca tratada con lactasa y leche sin lactosa.

Además de cambios en la dieta, los sustitutivos de la enzima de la lactasa que afecta al intestino delgado, también pueden ser útiles. Estos suelen ser gotas o pastillas que se pueden tomar con las comidas o bebidas para mejorar la digestión de la lactosa. Bastante más efectivas para la salud en estas enfermedades.

Intolerancias relacionadas:

Más información: Elcorreo.com