Intolerancia a la galactosa

¿Qué es la intolerancia a la galactosa?

alergenos galactosaLa galactosemia hereditaria es una enfermedad genética que provoca problemas de absorción de la glucosa o galactosa caracterizado por la capacidad del intestino delgado de transportar y absorber la glucosa y galactosa (es un azúcar natural que se encuentra en una serie de órganos humanos y otros seres vivos. También es una parte de la lactosa, es el azúcar principal encontrada en la leche animal).

La glucosa y la galactosa tienen estructuras químicas muy similares y, normalmente, la misma enzima de transporte les proporciona la entrada en células especializadas en el intestino delgado donde se absorben y transfieren a otras células.

Las manifestaciones más agudas ocurren en el período neonatal. Los niños con galactosemia son incapaces de descomponer (metabolizar) la galactosa. Es un trastorno extremadamente raro y del que se ha estimado que hay aproximadamente 200 casos en todo el mundo. Dos tercios de los afectados son mujeres.

El cuerpo descompone la lactosa en galactosa y glucosa y utiliza estos azúcares para obtener energía. La mayoría de las personas con galactosemia carecen de una enzima (llamada GALT) que ayuda a descomponer los alimentos que provocan la galactosa.

La deficiencia de galactosa transferasa (-1 fosfato uridil ) es la más común. Pero existen otros dos tipos menos comunes de la galactosemia, que son la deficiencia de galactosa cinasa y deficiencia de galactosa epimerasa (fosfato -6), donde el cuerpo está carente de otras enzimas utilizadas en el desglose de la galactosa.

Esos defectos en el metabolismo de la galactosa provocan que los productos químicos tóxicos se acumulen en las células del cuerpo.

La galactosemia es diferente de la intolerancia a la lactosa o alergia a la leche. La dieta para la galactosemia es, por lo tanto, un caso diferente, ya que hay algunos alimentos que son altos en galactosa pero no contienen leche o lactosa (lácteos).

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de esta enfermedad están relacionados con la de la ingestión de la lactosa (azúcar de la leche) de los alimentos que incluyen:

  • Mala alimentación y problemas en el crecimiento
  • Vómitos
  • Ictericia
  • Enfermedad del hígado
  • Aumento de la hemorragia
  • Anemia
  • Enfermedad renal
  • Cataratas
  • Daño cerebral. Esto implica cambios a largo plazo en el cerebro (habilidades lingüísticas con retraso, defecto en el habla y problemas de aprendizaje)
  • Funcionamiento anormal en los ovarios en adolescentes.

La mala absorción de la glucosa-galactosa se convierte comúnmente en las primeras semanas de la salud en la vida del bebé. Los síntomas típicos de esta enfermedad son:

  • Diarrea grave que lleva a la deshidratación en peligro la vida
  • Desestabilización de la acidez de la sangre y los tejidos (acidosis)
  • Calambres estomacales
  • Ictericia
  • Hinchazón
  • Producción de exceso de gases
  • Vómitos
  • Pérdida de peso cuando se alimentan de leche materna o fórmulas regulares infantiles. Pueden, sin embargo, digerir fórmulas a base de fructosa que no contienen glucosa o galactosa. A medida que crecen los niños afectados a menudo toleran la glucosa y la galactosa mucho mejor.
  • Los cálculos renales o depósitos de calcio mayores en los riñones son más frecuentes, como el trastorno genético, que también puede afectar a los riñones.

La galactosa pueden causar varios síntomas graves en el metabolismo, como insuficiencia renal, un agrandamiento del hígado, cataratas (opacidad del cristalino del ojo), crecimiento deficiente, y la discapacidad intelectual.

Algunas personas pueden heredar una forma más leve de la enfermedad cuando su gen es diferente, mutado. Estos pacientes a menudo, sufren de cataratas, pero no los otros síntomas asociados con galactosemia clásica.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia?

alergia a los productos con galactosaEl diagnóstico se hace por lo general después de analizar el historial médico, donde el especialista debe ver todos los signos que presentan, especialmente la diarrea acuosa. Una prueba simple, conocida como el ” Test de Hidrógeno espirado ” se utiliza a menudo para confirmar el diagnóstico físico.

En la mayoría de casos, a los bebés se les hace la prueba de galactosemia en su nacimiento. Utilizando una pequeña muestra de sangre tomada del talón del bebé, que mide los niveles de la enzima GALT. Esto permite diagnosticar un tratamiento oportuno, que puede impedir sustancialmente los síntomas graves de este trastorno.

Para las familias con antecedentes de esta enfermedad, un médico puede determinar durante el embarazo de una mujer si su bebé tiene galactosemia tomando una muestra del líquido que rodea al feto (amniocentesis), o tomando una muestra del feto de las células de la placenta.

Algunos productos que te ayudarán a detectarlo:

PRIMA Home Test Intolerancia Alimentaria (64 alimentos)
  • 64 ALIMENTOS
  • Para detectar la presencia de intolerancias a determinados alimentos
  • Rapido
  • Simple
  • Fiable
PRIMA Home Test Intolerancia Alimentaria (120 alimentos + 15 aditivos)
  • 120 ALIMENTOS+ADITIVOS TESTEADOS
  • Para detectar la presencia de intolerancias a determinados alimentos
  • Rapido
  • Simple
  • Fiable
PRIMA Home Test Alergia (Prueba IGE)
  • Para verificar la presencia de una alergia (controla los niveles de lgE en el cuerpo)
  • Por todas las veces que se advierten los principales síntomas de alergia
  • Rapido: resultados en 10 minutos
  • Simple y Fiable

¿Cómo se cura la galactosemia?

En la actualidad no existe una cura para la galactosemia y el principal tratamiento es una dieta baja en galactosa. Este tratamiento ha demostrado ser un gran éxito con los niños y ha reducido significativamente algunos de los problemas más comunes que anteriormente tenían graves consecuencias para los recién nacidos.

La única manera de tratar la galactosemia es a través de restricciones en la dieta. Las personas con este trastorno deben evitar los alimentos y bebidas que contienen galactosa, incluyendo la leche, el queso y las legumbres.

Más información externa: